Presume de dentadura este verano

presume de dentadura portada

Proteges tu cuerpo, tu pelo, tu alimentación, pero ¿y tus dientes? ¡ Presume de dentadura este verano ! Conviene que dejes de lado la pereza y le prestes también atención a la salud de tu boca. Es fácil pensar que basta con un simple cepillado pero, ¿es esto suficiente? La clínica dental Sedaví, capitaneada por la doctora Belén Alacreu, nos presenta un conjunto de recomendaciones para tener una boca bien cuidada y unos dientes sanos este verano. Son tan solo 10 hábitos muy sencillitos que debemos aplicar si queremos que nuestra boca esté sana en la época más calurosa del año.

Cuida tus dientes y presume de dentadura

  • Es muy importante que adquieras confianza con tu especialista para preguntarle cualquier duda. Por ello, antes de comprar un colutorio oral, consúltale cuál es el más apropiado para ti. Debes de saber que algunos de ellos no está indicados para determinados casos y muchos no deben usarse de manera continua. De la misma forma debes consultar a tu odontólogo de confianza cuál es el cepillo más recomendable para tu boca. ¿La razón? Hay muchas variables de cepillos y cada uno tiene su uso específico para que sea realmente efectivo.
  • Cepilla tus dientes después de cada de comida por lo menos tres veces al día. Nunca debes irte a la cama sin haber usado seda o hilo dental para limpiar entre tus dientes y sin ese último cepillado del día.
  • La higiene dental no pasa solo por cepillarse los dientes. Debes mantener una adecuada higiene en tu lengua y paladar. Para ello debes adquirir un limpiador lingual (incluso hay cepillos que ya lo llevan incorporado). Masajea las encías con movimientos circulares para evitar que sangren o se lleguen a inflamar.
  • Es muy importante cambiar el cepillo dental cada 3 o 5 meses máximo. Incluso si antes ves las cerdas despuntadas o que han perdido su forma original, no dudes en cambiarlo.

Presume de dentadura con una buena alimentación

  • Rehuye ingerir bebidas azucaradas, carbonatadas o zumos con un alto componente ácido (limón o pomelo) ya que pueden descalcificar el esmalte de tus dientes y provocar su desgaste prematuro. Si bebes té o café diariamente debes ser consciente que pueden colorear tus dientes y ofrecerles un aspecto poco estético y envejecido.
  • Los cambios de temperatura con los alimentos también suelen ser nocivos para nuestra dentadura, ya que incrementan la sensibilidad dental y pueden llegar a producir inflamaciones en los vasos sanguíneos del interior de los dientes. ¡Evítalos!

presume de dentadura bebida fría

  • Reduce el consumo diario de azúcares todo lo que puedas, ya que es la principal causa de las caries. Se estima que este problema afecta al 60-90% de la población infantil en edad escolar y casi al 100% de los adultos en todo el mundo, unas cifras impactantes. En España, más del 90% de la población entre 35-65 años ha sufrido caries. Para los más golosos, recomendamos lavar los dientes inmediatamente después de ingerir alimentos con azúcar.
  • Consume a diario legumbres, frutos secos; flúor (marisco, té, verduras, cereales, legumbres, etc.); calcio y vitamina D (lácteos, pescado, huevos, etc.), y vitamina A (zanahoria, mantequilla, etc.), C, y K (kiwi, pimiento rojo, perejil, aceite de oliva, etc.).

Algunas recomendaciones y presume de dentadura en verano

  • Evita el tabaco y el alcohol. El daño que provoca el humo del tabaco en la salud bucodental va más allá del clásico y conocido efecto de manchar los dientes y la halitosis, su verdadera y mayor amenaza es silenciosa y no se ve. El tabaquismo está estrechamente relacionado con la enfermedad periodontal, provocando la pérdida de piezas dentales, y es, junto al alcohol, el causante principal del cáncer oral; además es uno de los principales agentes que produce el fracaso de los implantes dentales.
  • Acude a tu odontólogo como mínimo dos veces al año como medida de prevención y para realizarte una limpieza profesional.

presume de dentadura

Desde la Clínica Dental Sedaví os recordamos que mantener una boca sana no es cuestión de suerte ni necesita de grandes inversiones, si somos conscientes de que necesita unos cuidados mínimos. De la misma forma que nadie discute la necesidad de lavarse las manos antes de cada comida para evitar contraer enfermedades, es necesario acostumbrarse a realizar una rutina en nuestra limpieza dental.