La importancia de conservar los dientes naturales

piezas dentales portada

Uno de los temas más controvertidos y actuales de la salud bucodental pasa por el clásico dilema de extraer o mantener las piezas dentales. La elección es clara por parte del odontólogo “debemos intentar mantener las piezas dentales naturales”, asegura Belén Alacreu, Odontóloga-estomatóloga y Directora de la Clínica Dental Sedaví. Conservar los dientes naturales se ha erigido en un objetivo prioritario para odontólogos y periodoncistas.

Las tendencias odontológicas han cambiado respecto a la extracción o no de los dientes naturales en casos de deficiente salud de la pieza o falta de soporte óseo. Aunque la extracción dental ha sido, en muchos casos, la opción más sencilla y escogida para hacer frente a un problema en el que estaba comprometida la viabilidad de ese diente, ahora esta alternativa pasa a convertirse prácticamente en el último recurso.

Mantener las piezas dentales naturales

piezas dentales conservar

Los dientes tienen funciones tan importantes como la masticación, intervienen en el habla y en la estética de la expresión facial. La correcta masticación de los alimentos permite que podamos absorber las fibras de los alimentos, de lo contrario, se pueden ocasionar problemas digestivos como estreñimiento, malas digestiones, dolores continuos, etc. De ahí la importancia de mantener los dientes naturales y agotar todos los recursos disponibles en este campo hasta llegar al implante.

Es un aspecto indudable que la odontología ha avanzado rápidamente en el tema de implantes y restauraciones protésicas, pero igualmente se ha evolucionado mucho para alcanzar resultados predecibles en tratamientos periodontales, en conseguir mejorar el pronóstico de dientes comprometidos con técnicas de regeneración periodontal y en mantener resultados con protocolos preventivos demostrados.

Bien es verdad, que en los últimos años se ha conseguido un importante grado de excelencia en la cirugía de implantes. Pese a que el implante es una opción muy recomendable y segura, muchos profesionales recuerdan que esta alternativa no es la mejor solución para hacer frente a la enfermedad periodontal y siempre debe ceñirse a casos en los que sea imposible mantener el diente natural. No implica un beneficio para el paciente la extracción de dientes naturales indiscriminadamente, sustituyéndolos por implantes con el objetivo de evitar tratamiento periodontales y controles por parte del especialista, ya que los implantes también requieren visitas regulares de control.

Por este motivo, cada vez se tiende a proteger más y mejor los dientes naturales, optando por la implantología para restaurar áreas desdentadas, con el objetivo de mejorar la función masticatoria y el pronóstico de los dientes remanentes

Dientes vs implantes

piezas dentales largo plazo

Por ello, ante el dilema de mantener un diente natural u optar por un implante dental, siempre nos decantaremos por la primera opción. Incluso, en los casos más complicados, la primera opción siempre debe ser el mantenimiento del diente natural.

Por ejemplo, en una pieza con un cincuenta por ciento de pérdida de soporte periodontal, la primera opción debe ser el tratamiento periodontal, evitando su extracción y su reemplazo con un implante. Sin embargo, cada paciente es un mundo y el tratamiento siempre debe ser individualizado, teniendo en cuenta sus circunstancias de riesgo y el grado de cumplimiento con el tratamiento propuesto.

A pesar de su carácter artificial, los implantes requieren una atención y un mantenimiento óptimo y exhaustivo por parte del paciente para prevenir la periimplantitis (afección similar a la periodontitis que puede ocasionar la pérdida del implante). Unos buenos hábitos de higiene bucal son vitales para un éxito a largo plazo de los implantes. Con un buen cuidado diario y revisiones periódicas de mantenimiento profesional, los implantes pueden durar toda la vida.