Halitosis, qué lo produce y tratamiento

halitosis portada

La halitosis es el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. Este problema bucal afecta a una de cada dos personas y está asociado a una mala higiene dental. Se puede producir no solo por enfermedades bucodentales, también por otras patologías del propio organismo.

Origen de la halitosis

Existen dos tipos:

  • Halitosis oral: Se produce dentro de la boca y su causa principal es la acumulación de placa bacteriana en la lengua. Puede estar provocada por enfermedades bucodentales como caries o problemas periodontales e incluso puede producirla el tabaco. La halitosis oral supone el 90% de los casos en las personas afectadas.
  • Halitosis extraoral: Se produce por problemas en el organismo y fuera de la cavidad oral. Se debe principalmente por trastornos en el sistema digestivo; enfermedades renales o hepáticas y por el tracto respiratorio. Este tipo corresponde al 10% de los casos de halitosis.

¿Qué causa la halitosis?

Causas de la halitosis oral, patológicas y no patológicas

halitosis caries

Patológicas:

  • Caries y enfermedades periodontales
  • Higiene dental deficiente
  • Necrosis causada por radioterapias o quimioterapias
  • Problemas en la faringe, infecciones víricas, fúngicas y bacterianas
  • Úlceras traumáticas, úlceras infecciosas y estomatitis

No patológicas:

  • Aliento matutino (disminución de secreción salivar durante el sueño)
  • Ayuno (Saltarse comidas o dietas bajas en calorías producen mal aliento)
  • Dieta (ciertos alimentos fuertes o el alcohol)
  • Edad (En edades avanzadas se producen cambios regresivos en las glándulas salivares)
  • Fármacos (Antidepresivos o anticolinérgicos producen sequedad bucal)
  • Prótesis dentales (puentes y dentaduras postizas acumulan restos de comidas)
  • Tabaco (Produce mal aliento, incluso varios días tras dejar de fumar)

halitosis tabaco

Causas de la halitosis extraoral

  • Enfermedades respiratorias
  • Diferentes enfermedades digestivas
  • Enfermedades sistémicas como infecciones renales, artritis reumatoide, disfunciones hepáticas o diabetes.
  • Problemas nasales (sinusitis)

Tratamiento para la halitosis

halitosis raspador lengua

Los tratamientos odontológicos para el mal aliento están preparados para reducir el número de bacterias que producen el mal aliento. Estas bacterias se sitúan en el dorso posterior de la lengua, en el surco o bolsa periodontal y el tratamiento dental a seguir eliminará esas bacterias para controlar la sublimación de productos malolientes.

Por esa razón, los tratamientos odontológicos a seguir serían sobre todo las limpiezas bucales. Se debe realizar una limpieza oral profesional en una clínica dental y seguir las instrucciones de higiene oral que te recomienden en tu clínica dental.

Un buen cepillado de dientes y una limpieza de lengua completa, son dos acciones básicas para prevenir el mal aliento. También existen en el mercado colutorios específicos para el mal aliento (cb-12; Halita… etc.) siempre utilizados como complemento y nunca como sustituto del cepillado.