Errores en la higiene oral

Errores en la higiene oral cepillado

Desde pequeños, en el colegio y en nuestra clínica dental, nos enseñan a cepillarnos bien los dientes y evitar los errores en la higiene oral ya que un mal cepillado afecta a la salud bucodental y tiene efectos perjudiciales para nuestros dientes.

Por esa razón, corregir los errores en la higiene oral, no solo es bueno para nuestros dientes, también para todo el organismo. Pero, ¿cómo evitar los errores en la higiene oral? Os lo mostramos a continuación:

Errores en la higiene oral con el cepillo de dientes

Errores en la higiene oral cepillo de dientes

Utilizar un cepillo de dientes erróneo: Cada boca/dentadura es diferente y tienen un tamaño distinto. Por ello, se debe elegir el cepillo de dientes con el tamaño de cerdas adecuado para llegar a cepillar toda la dentadura.

Dejar el cepillo mojado o húmedo: Para evitar que surjan bacterias o incluso hongos en las cerdas, se debe secar el cepillo de dientes detrás de cada cepillado.

El uso de cepillos de dientes con cerdas duras: Los cepillos de dientes con cerdas duras dañan el esmalte dental, por ello, se deben utilizar cepillos de dientes con cerdas suaves. Además, para una correcta higiene oral se debe realizar el cepillado con la técnica adecuada.

No limpiar el cepillo de dientes: Una vez terminado el cepillado dental, se debe lavar el cepillo de dientes. Es fundamental para que las bacterias no se acumulen y vuelvan a entrar en la boca en el siguiente cepillado.

No cambiar el cepillo de dientes: El cepillo se debe cambiar aproximadamente cada tres meses, aunque se tendrá que cambiar si las cerdas están desgastadas, ya que significa que han perdido su efectividad.

Errores en la higiene oral durante el cepillado

Errores en la higiene oral durante el cepillado

Empezar siempre a cepillar los dientes por la misma zona: Se debe comenzar el cepillado por zonas dentales diferentes, de esta forma evitaremos que se dedique mayor parte del cepillado a las primeras zonas y menos tiempo al resto. El cepillado dental mejorará de esta manera.

Fuerza y exceso de cepillado de dientes: La fuerza con la que cepillamos los dientes puede dañar el esmalte y las encías, por ello no debemos presionar demasiado. Por otro lado, el exceso en el cepillado es perjudicial para los dientes. Se recomienda no lavar los dientes más de tres veces al día.

El tiempo y la frecuencia del cepillado dental: Es recomendable que el cepillado de los dientes dure aproximadamente 2 minutos. Como hemos dicho antes, se deben cepillar los dientes un máximo de 3 veces al día. De esta forma nos aseguraremos eliminar correctamente la placa bacteriana.

Cepillar los dientes de forma incorrecta: En muchas ocasiones, por desconocimiento, cometemos errores en la higiene oral. La forma correcta de cepillar los dientes es hacerlo de arriba hacia abajo y/o con movimientos circulares, la forma incorrecta es realizar movimientos horizontales. Con este método, se eliminará en mayor medida la placa bacteriana.

No cepillar la zona interior: Hay que recordar que la parte interna de los dientes también existe y que hay que cepillarla. Todos los rincones de la boca deben cepillarse. Recordar que también se debe cepillar la lengua y el paladar.

Clínica Dental Sedaví