Cuándo extraer las muelas del juicio

Cuando extraer las muelas del juicio

Existen muchas creencias erróneas en torno a las muelas del juicio. Estos terceros molares son los grandes desconocidos de la boca y también los más odiados por los inconvenientes, infecciones, dolor y molestias que pueden causar.

Según la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM) las muelas del juicio causan problemas a dos tercios de la población.

Pero no siempre es así. Si erupcionan correctamente, es decir, tienen el espacio suficiente para salir y funcionar con normalidad, no deben causar ningún problema y no es necesario extraerlas. Es más, la extracción de las muelas del juicio sin ninguna justificación no debe realizarse nunca, ni siquiera de manera preventiva.

Cuando extraer las muelas del juicio, motivos de la extracción

muelas del juicio motivos extracción

El ‘por si acaso’ no funciona en estos casos, ya que estamos hablando de una operación que, aunque es segura, siempre lleva asociada unos riesgos y posibles complicaciones.

Al ser las últimas piezas dentales en aparecer ya en la edad adulta, de ahí el nombre porque surgen cuando la persona tiene el juicio más desarrollado (entre los 18 y 22 años), es habitual que afecten a otros dientes, moviéndolos o torciéndolos en su ubicación.

Además, al encontrarse en el fondo de la boca, las muelas del juicio son más complicadas de limpiar, lo que puede favorecer la proliferación de infecciones. Eso conllevará una inflamación del tejido y la aparición de dolor y será necesario extraerla.

Este suele ser el principal motivo por el que se acude al dentista para tratar las muelas del juicio. El dolor o malestar intenso es un signo inequívoco de que las muelas del juicio no están creciendo de forma correcta. Pero hay otras situaciones que hacen necesaria la extracción de estos molares:

  • La erupción de las muelas del juicio está condicionando la posición de los demás dientes. Esto ocurre cuando estas muelas nacen torcidas.
  • Es imposible situar el diente en la arcada de forma que realice sus funciones de manera correcta.
  • Las muelas de juicio mal posicionadas están causando caries e incluso necrosis de la pulpa en las piezas cercanas.
  • Cuando existe una discrepancia óseo-dentaria y para corregirla hay que realizar extracciones dentales.
  • Si al empezar a salir no terminar de hacerlo por completo y permanece parcialmente cubierta por la encía. Eso facilita que aparezcan infecciones y molestias.
  • Si se produce un quiste alrededor de la zona.

Cuando extraer las muelas del juicio, visita tu clínica dental

muelas del juicio clínica dental

Por todo ello es importante visitar al dentista para una revisión al llegar a la edad en la que suelen aparecer. Así podremos saber si las muelas del juicio están saliendo bien, o no están apareciendo (algunas personas nunca desarrollan las muelas del juicio), o están erupcionando solo unas y otras no (hay hasta cuatro, una en cada esquina de la boca) o hay que considerar su extracción.

En caso de que esta sea la mejor opción siempre es preferible que se realice cuánto antes para evitar su crecimiento. Sobre todo, teniendo en cuenta que no representará ningún inconveniente ni estético ni funcional.

Además, la intervención será más sencilla si se hace cuanto antes y con menos molestias para el paciente.