Cuidados después de una endodoncia

Cuidados después de una endodoncia corona u overlay

Una endodoncia es uno de los tratamientos más frecuentes en las clínicas dentales, comúnmente conocido como “matar el nervio”, por esa razón, hay que tener unos buenos cuidados después de una endodoncia.

Se realiza cuando el nervio del diente está afectado de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o infecciones en la encía que rodea al diente. El procedimiento consiste en extraer el nervio, limpiar la zona, rellenar el espacio con un material sellador y, por último, realizar la restauración del diente utilizando una corona o un overlay.

Todo ello sin tener que extraer el diente, como ocurría antes, ya que la endodoncia actual permite mantener la dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad.

Cuidados después de una endodoncia, corona u overlay

Cuidados después de una endodoncia para evitar problemas

La elección entre corona u overlay depende de la superficie a proteger. La corona se utiliza cuando el daño en el diente es grande. Es el molde de un diente que lo cubre totalmente para devolverle su forma, tamaño y fuerza, así como para mejorar su aspecto y salud.

Suelen ser de porcelana, resina, zirconio o metal y están recomendadas cuando los dientes ya tenían una corona previamente o el tejido remanente es tan mínimo que nos haría falta recurrir a otros métodos como los postes.

Las incrustaciones overlay, por su parte, permiten conservar la estructura dental cuando el daño al diente no es lo suficientemente amplio para colocar una corona y es demasiado grande para cubrirse con un empaste. Hoy en día es el tratamiento de elección en la mayoría de los casos para proteger a dientes endodonciados.

Pueden ser de porcelana, o composite y se realizan a medida para cada paciente. Es un tratamiento mucho más conservador para el esmalte y la dentina, pudiendo ahorrar entre un 40 y un 70% de estructura dental sana en comparación a una corona clásica.

Cuidados después de una endodoncia para evitar problemas

Cuidados después de una endodoncia

Después de realizarte una endodoncia hay que seguir una serie de cuidados para evitar problemas:

  • Efectos de la anestesia. Los labios, dientes y lengua pueden permanecer dormidos durante algunas horas después del tratamiento. Por eso hay que tener cuidado de no mordértelos, evitando cualquier tipo de masticación.
  • Es posible que aparezca dolor en la zona. Su dentista le exn las indicaciones del doctor.por el lado opuesto de la boca los alimentos duros mientras este laccimejor hacerlo por el lateralplicará cómo tomar analgésicos o antiinflamatorios para paliar el dolor y la inflamación. Y si le han recetado antibióticos porque existía una infección siga también las indicaciones del doctor.
  • Durante los primeros días hay que evitar masticar por el lado del diente tratado para evitar dolor o una posible fractura.
  • Continúa cepillándose los dientes de manera normal.
  • Utilizar la seda dental cada día. En la zona tratada hay que tener cuidado de no tirar hacia arriba del hilo dental al sacarlo. Es mejor hacerlo por el lateral para evitar que se suelte la reconstrucción provisional.
  • Evitar mascar chicle, comer cosas duras o que se peguen a los dientes mientras tenga la reconstrucción provisional.
  • También es preferible masticar solo por el lado opuesto de la boca los alimentos duros mientras esté la reconstrucción provisional.
  • Evitar en lo posible fumar y consumir alcohol.
  • Si nota desequilibrios al masticar, tiene la sensación de que el diente está tenso, hay dificultad para pasar la seda alrededor del diente, sufre dolor o reacción alérgica hay que acudir al odontólogo.
  • Colocar una corona o un overlay para proteger el diente endodonciado. Transcurridos unas semanas de la endodoncia es conveniente protegerlos de fracturas, cambios estéticos o de otros problemas que hagan que podamos perder el diente por falta de un buen sellado periférico. Además, esa reconstrucción definitiva devolverá el aspecto normal a la pieza dental afectada y se recuperará su funcionalidad. Hay diversos estudios que señalan que los dientes endodonciados protegidos con una corona o un overlay muestran una resistencia seis veces mayor a los que no.