Ortodoncia para niños

ortodoncia para niños portada

La salud dental de nuestros hijos es igual de importante que su salud en general, de esta forma la ortodoncia para niños se hace algo fundamental para el crecimiento de sus dientes.

Enseñar a los niños cómo realizar una buena higiene dental es una inversión que aportará muchos beneficios. Y dentro de la higiene dental, la visita al odontólogo para revisar el estado de su boca es fundamental. La pregunta es ¿cuándo debo empezar?

Depende un poco de las necesidades de cada uno, pero es conveniente comenzar sobre los dos años. Así se puede controlar el crecimiento y el desarrollo dental del niño, enseñarle a mantener una correcta higiene bucal, resolver malos hábitos y prevenir lesiones bucales. Ese control debe hacerse periódicamente para comprobar qué todo está bien y además ayuda a quitar los miedos infundados a la visita al dentista.

Ortodoncia para niños según la edad

Ortodoncia para niños edades

Cuando el niño ya tiene 7-8 años es cuando se debe realizar la primera revisión de ortodoncia. A esa edad es cuando van saliendo los dientes definitivos y se está produciendo el crecimiento óseo de los maxilares. La revisión de ortodoncia nos dirá si todo va como debería o si hay alguna alteración o anomalía.

Si esto ocurre se puede intervenir con tratamientos de ortodoncia sencillos, ya que los huesos todavía son moldeables y los dientes se mueven fácilmente. Además, una detección temprana de los problemas permite que la evolución sea más favorable y se eviten complicaciones derivadas de no realizar un tratamiento de ortodoncia a tiempo.

La ortodoncia en niños pequeños (3-6 años) se utiliza para corregir una mala oclusión o problemas por hábitos como la succión prolongada del pulgar o el chupete. Se utilizan aparatos de ortodoncia removibles, que ayudan a corregir defectos que pueden aparecer durante el crecimiento de los dientes. Son aparatos fabricados en materiales acrílicos y que se sujetan por medio de unos ganchos metálicos a los molares. Su resultado está relacionado con el uso. Cuanto más tiempo se lleven, antes se apreciarán los resultados.

Ortodoncia para niños para prevenir y corregir

ortodoncia para niños prevenir y corregir

Cuando ya son mayores (7- 11 años) se utilizan aparatos de ortodoncia interceptivos. Están pensados para facilitar la salida normal de los dientes definitivos y mejorar el tamaño y posición de los huesos maxilares. Además, corrigen problemas provocados por hábitos anormales y, que de no hacerse, provocaría maloclusiones mayores.

A partir de los 12 años, el tratamiento de ortodoncia va encaminado a solucionar o corregir una maloclusión consolidada. Estos aparatos fijos es conveniente empezar utilizarlos cuando ya han salido todos los dientes definitivos porque se encargan de posicionar correctamente los dientes. Aquí podemos hablar de dos tipos de tratamientos de ortodoncia: brackets e Invisaling. Los brackets van pegados a cada diente y con ellos se controla su posición exacta para lograr una oclusión perfecta. El único inconveniente es que son poco estéticos (aunque se pueden colocar gomas de colores para hacerlos más divertidos) y pueden resultar algo incómodos y causar llagas o roces.

Ortodoncia para niños, Invisalign

ortodoncia para niños invisalign

Por su parte, Invisalign es un tratamiento novedoso que consiste en unas férulas transparentes, adaptadas a la boca de cada paciente. Se van cambiando cada cierto tiempo conforme se va corrigiendo la posición de los dientes. Además, son removibles, así que pueden quitarse para comer o cepillarse los dientes.

Si cuidamos la salud bucodental de nuestros hijos desde pequeños conseguiremos evitar muchos problemas en el futuro. Los beneficios de utilizar la ortodoncia para niños son múltiples:

  • Corrige los malos hábitos dentales.
  • Mejora su autoestima y su estética.
  • Simplifica los tratamientos ortodóncicos cuando sean mayores.
  • Ayuda a mejorar problemas de lenguaje.
  • Permite influenciar el crecimiento mandibular de manera positiva.
  • Armoniza el tamaño de las arcadas dentales.
  • Mejora los tipos de erupción dental.
  • Mantiene o aumenta el espacio de dientes que no han salido para que crezcan bien.