Tipos de ortodoncia: ¿cuál elegir?

Tipos de ortodoncia: cuál elegir

La ciencia y la tecnología en el ámbito de la odontología avanzan, y cada vez son más los tratamientos de ortodoncia que tenemos a disposición en nuestras clínicas dentales en Sedaví y L’Alcudia. Hoy os contamos las ventajas de cada uno de ellos.

Tipos de ortodoncias: cuál elegir

Podríamos decir que hoy en día, existe un tipo de ortodoncia para cada tipo de paciente. Como ya sabrás, para obtener el mejor asesoramiento sobre qué tipo de ortodoncia elegir, lo mejor es que acudas a la consulta de tu dentista. Es el ortodoncista quien determina qué tipo de ortodoncia elegir, según las necesidades del paciente, para conseguir una mordida estable, funcional y estética. No todas las ortodoncias son adecuadas para todos los casos.  Si deseas recibir asesoramiento sobre qué tipo de ortodoncia elegir, no esperes más y pide cita en nuestras clínicas dentales en Valencia.

Tipos de ortodoncia:

Ortodoncia fija

La ortodoncia fija es la más utilizada en la actualidad. Emplea alambres y brackets adheridos de forma “fija” a los dientes. La ortodoncia fija puede ser de dos tipos:

  • Ortodoncia fija con brackets externos. Estos brackets se colocan en la parte externa de la arcada dental, siendo claramente visibles. Los brackets metálicos son los utilizados con mayor frecuencia, especialmente en el caso de niños y adolescentes, ya que son los más económicos. Sin embargo, también existen los denominados “brackets estéticos”, fabricados con materiales plásticos, de cerámica o zafiro que simulan el mismo color de los dientes, siendo mucho más imperceptibles a la vista.
  • Ortodoncia fija lingual. Este tipo de ortodoncia se basa en la colocación de los brackets en la parte interior de la arcada dental, quedando libre la superficie externa de los dientes. Es una de las opciones favoritas de quienes no desean utilizar los brackets externos por una cuestión de estética.

Ortodoncia Removible

Las ortodoncias removibles tienen la ventaja de que se pueden quitar para comer y lavar los dientes, lo que facilita la higiene bucal y la limpieza del aparato. Existen también dos tipos de ortodoncia removible. La ortodoncia infantil, y la ortodoncia invisible (Invisalign).

  • Ortodoncia infantil: se emplea con “aparatos” fabricados con materiales acrílicos, que se fijan mediante unos ganchos a los molares. Se usan especialmente en niños de 7-8 años, que deben llevarlos al menos durante la noche y entre 4 y 6 horas al día. Cuanto más tiempo se lleven, por supuesto, más rápida será la corrección de la dentadura. Tienen la ventaja de que se pueden quitar, por ejemplo, para comer y lavar los dientes, lo que facilita la higiene bucal y la limpieza del aparato.
  • Ortodoncia invisible (Invisalign): es la última novedad en ortodoncia. Consiste en un sistema de alineadores de plástico transparente que mueve los dientes por etapas, evitando el tratamiento con brackets metálicos, lo que permite que apenas sean perceptibles para los demás. Para su fabricación, se toman las medidas de la boca del paciente y unas fotografias específicas, y se envían estos registros a Estados Unidos, donde realizan la simulación de los cambios que se producirán semanalmente en la corrección de los dientes. En función de ello, se fabrican distintos aparatos que el paciente irá cambiando en la medida en que se consiguen los objetivos establecidos. Es un tratamiento indoloro, muy higiénico, rápido y cómodo para el paciente y, sobre todo, muy estético. Una alternativa perfecta para adultos que trabajan de cara al público y se niegan a llevar brackets.