Prevención de caries en niños y beneficios de la fluorización

caries y fluorización Sedaví La Alcudia

Caries

Hoy en día la caries es muy común en edades tempranas, ya sea por cambios en la alimentación e ingesta de productos muy azucarados o por  otras causas que nombraremos. Por eso hacemos especial hincapié en la importancia de mantener una buena higiene bucal desde que salen los primeros dientes para la prevención de caries.

Según la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, cuanto más retrasemos los procesos de higiene dental, más posibilidades tendrá el niño de presentar caries. Las cifras señalan que el 36% de los niños de entre cinco y seis años tienen más de un diente con caries.

La ingesta de bebidas azucaradas, la ausencia de higiene oral, la escasa frecuencia o el inicio tardío del cepillado son las causas más frecuentes de aparición. Y si ocurre en edades tempranas, antes de los tres años, su aparición puede deberse al contagio por parte de los adultos (un adulto con caries puede transmitir las bacterias con los besos o al probar la comida de la misma cuchara, por ejemplo) o a la caries del biberón (esta surge porque algunos padres acuestan al niño con el biberón, porque así es más fácil dormirlo, y hay que tener en cuenta que esto  puede llegar a provocar caries).

Por ello es aconsejable, cuanto antes de una primera visita al odontólogo, para revisar la boca, identificar los signos incipientes de caries y tratarlos precozmente. Además, en esa visita, se pueden sentar las bases para una correcta higiene dental y así los niños se irán acostumbrándose al hábito desde bien pequeños.

 

Fluorización

Cuando ya han salido los dientes de leche, una de las técnicas más efectivas para prevenir las caries en niños es la fluorización. Según la Organización Mundial de la Salud, la fluorización reduce en un 50% el riesgo de sufrir caries. Además es un tratamiento sencillo e indoloro. Consiste en aplicar una capa de gel con flúor sobre los dientes mediante un molde de plástico y durante cerca de un minuto. Durante la media hora posterior no deberá ingerir ningún tipo de alimento, ni líquido ni sólido, para que la sustancia se adhiera correctamente a los dientes.

Está indicado para niños mayores de seis años, principalmente en aquellos que han tenido caries en los dientes de leche, los que tienen una mancha de diferente color en sus dientes, dientes apiñados o problemas de maloclusión y aquellos que han usado ortodoncia fija o braquets.

Es recomendable que primero el odontólogo revise la boca del pequeño y analice sus hábitos de higiene dental para valorar si debe o no aplicar el tratamiento.

Los dientes de leche son débiles y están más expuestos a las bacterias y al sarro. Con la fluorización se consigue aumentar la resistencia del esmalte. Al realizar una fluorización periódica conseguimos que la capa del esmalte se remineralice y esté más fuerte frente a golpes o caídas. Además, frena el crecimiento y la acumulación de las bacterias que producen el sarro.

Hay que destacar que, de nada sirve este tratamiento si no se complementa con una correcta higiene bucal: cepillarse bien dientes y encías después de cada comida, con un cepillo suave y con una pasta de dientes con flúor adecuada a su edad. Además tienen que consumir mucha agua y llevar una dieta equilibrada, rica en calcio. Y por supuesto, la visita al menos una vez al año al dentista. Así se será más sencillo evitar las caries y mantener una boca sana.

Para Clínica Dental Sedaví es muy importante la prevención de caries, por ello este mes de julio las revisiones bucodentales de los niños son gratuitas. Aprovecha estos últimos días para comprobar el estado de salud de la boca de tu hijo. Y si necesita algún tratamiento tenemos interesantes promociones como por ejemplo en sellados dentales y fluorizaciones.