Ortodoncia ¡nunca es demasiado tarde!

Importancia de la ortodoncia

Hay muchos adultos con los dientes mal alineados y con problemas de maloclusión dental, pero piensan que es cuestión del paso de los años y que nada pueden hacer por solucionarlo. Nada más lejos de la realidad. Un tratamiento de ortodoncia puede solucionar esos problemas y conseguir una dentadura sana y bien alineada. Nunca es tarde para conseguir una sonrisa bonita y mejorar tu autoestima.

Además, cuando se dejan sin tratar, lo que es un pequeño problema en los dientes puede agravarse. Por ejemplo unos dientes mal alineados o una maloclusión dental puede originar un desgaste en las piezas dentales, dientes astillados o problemas de mandíbula.

 

Ventajas de la ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia en adultos ofrece muchas ventajas.

  • Unos dientes alineados facilitan la higiene bucodental. Al no haber dientes apiñados podemos hacer una mejor limpieza y reducimos la incidencia de enfermedades periodentales o la aparición de caries.
  • Evitamos otros problemas. Una mala oclusión provoca sobrecargas musculares, dolores cervicales, migrañas e incrementa las posibilidades de padecer bruxismos. Además se desgastan las piezas dentales y complica la masticación y eso hace más difíciles las digestiones.
  • Previene la realización de otros tratamientos dentales más invasivos.
  • Se consigue una sonrisa sana y bonita.

Además, las técnicas y materiales han avanzado mucho y un aparato de ortodoncia ya no interfiere en tu vida diaria e incluso pueden pasar desapercibidos. Cuando algunos piensan en un tratamiento de ortodoncia piensa en los tradicionales brackets. Son muy eficaces ya que, de manera progresiva, realizan pequeños movimientos para que los dientes alcancen la posición adecuada. Pero llevarlo en el día a día de un adulto puede resultar incómodo, producen heridas y estéticamente no son muy agradable. Y eso hace que los adultos se echen atrás y surjan dudas a la hora de tomar una decisión. Sin embargo, eso ya no es así ya que los nuevos materiales ayudan a que los bracktes sean más cómodos, más disimulados y menos antiestéticos.

Pero los brackets no son el único tratamiento de ortodoncia existente. Si necesitas alinear tus dientes y quieres hacerlo de manera que nadie lo note, la opción es Invisalign. Invisalign son unos alineadores de plástico, que se colocan como si fuera una funda en la arcada superior o inferior y fuerzan a los dientes a recolocarse al igual que los brackets. Son cómodos de llevar y no producen llagas ni heridas. Y son removibles, eso significa que puedes quitártelos siempre que lo necesites, por ejemplo para comer, lavarte los dientes…

Dependerá de cada caso elegir un tratamiento u otro. Para ello el dentista debe estudiar el estado de tu boca, así podrá analizar el problema, evaluando las ventajas e inconvenientes de cada técnica y ver cual es la mejor solución para ti.

Así que no lo dudes, tener unos dientes bien alineados puede hacerse a cualquier edad, siempre y cuando las encías y los huesos estén sanos y fuertes. Solo hace falta las ganas de verse bien y la voluntad de mejorar. Además, en cuanto notes las primeras mejoras y empieces a lucir una sonrisa bonita, tu autoestima se incrementará y también tu calidad de vida.