Cómo afecta la diabetes a la salud dental

 In Noticias

Diabetes y salud dental están vinculadas

Las personas que padecen diabetes se encuentran, por un lado, en mayor riesgo de padecer enfermedades gingivales (encías insalubres o inflamadas) ya que, generalmente, son más susceptibles a la infección bacteriana y tienen una capacidad reducida de combatir las bacterias que invaden sus encías. La diabetes y salud dental pueden ir vinculadas como hemos comentado.

Pero, además, la enfermedad gingival severa puede tener el potencial de afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir a la progresión de la diabetes.

La diabetes se caracteriza por las variaciones en los niveles de glucosa. El alto nivel de azúcar y glucosa se traslada a la saliva y el permanente contacto de esta sustancia con nuestros dientes y nuestras encías, crea un desequilibrio favoreciendo la aparición de placa bacteriana dental en nuestra boca.

Si no se tiene el nivel de glucosa controlado, se aumentan las posibilidades de tener problemas bucales y hace que sea necesario prestar especial atención a ciertas patologías. Entre ellas, periodontitis (enfermedad de las encías que puede variar de leve a grave; aftas (micosis), que es el crecimiento de un hongo natural que el cuerpo no puede controlar; boca seca (xerostomía), que es la falta de saliva en la boca, lo que aumenta su riesgo de caries y enfermedades de las encías; quemazón oral, una sensación de ardor en la boca causada por niveles de glucosa en la sangre incontrolados; lenta cicatrización de heridas y alteraciones en el metabolismo.

 

Cuidados y recomendaciones

Todas las infecciones de la boca pueden ser un terrible punto de entrada al torrente sanguíneo de afecciones causadas por bacterias, que podrían poner en riesgo la salud de unas personas que ya están sometidas a muchos problemas. Por eso, para reducir los riesgos, las personas con diabetes deben tener visitas dentales regulares (cada seis meses es lo ideal) y, por supuesto, controlar el nivel de glucosa.

Además, tienen que cuidar los dientes y encías; cepillarse con un cepillo dental suave tres veces al día, usar hilo dental, así como evitar fumar. Y, en el caso de que se use una prótesis dental, retirarla de su boca y limpiarla también diariamente.

Informar a su dentista sobre los cambios que sufra en su afección, sobre los medicamentos que ingiera y posponer cualquier procedimiento dental que no sea una emergencia si sus niveles de azúcar no están en nivel apropiado, también es fundamental. Y recuerde que si presenta enrojecimiento, dolor o sangrado en las encías, si estas se separan de los dientes, si tiene una infección dental o si siente dolor al usar la dentadura postiza, debe acudir inmediatamente al odontólogo. No hay que olvidar que el riesgo a perder alguna pieza dental aumenta en aquellas personas que sufren diabetes y, además, esto es algo que está sucediendo de forma habitual a edades mucho más tempranas.

Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y en Clínica Dental Sedaví contamos equipo de profesionales preparado para satisfacerlas. Si padece esta enfermedad, visítenos y le haremos un chequeo en profundidad y todos los exámenes necesarios para que su salud dental mejore. ¡No juegue con su salud!

Recent Posts

Start typing and press Enter to search