Cómo prevenir la caries en niños

Salud dientes infantil

dientes-salud_ninos

Las caries pueden ser evitadas con una buena educación sobre higiene bucal y nutrición desde pequeños. Así, lograríamos erradicarlas por completo de nuestras bocas.

El mejor tratamiento para las caries es la prevención, y debemos aplicarla desde los primeros meses de vida de los niños.

Hay factores fundamentales por los cuales se forman las caries dentales:

  • Las bacterias que se encuentran en la boca.
  • Los azúcares y carbohidratos aumentan el riesgo de caries dentales.
  • Los alimentos pegajosos son mas dañinos que los no pegajosos, ya que permanecen en la superficie de los dientes.
  • Susceptibilidad y predisposición: si los dientes están bien o no, ya que las zonas de difícil limpieza tendrán más predisposición a padecer de caries que las zonas de fácil limpieza.
  • El tiempo durante el que se combinan los tres factores anteriores.

Para prevenir, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evite alimentos que se peguen a los dientes. Realizar una correcta higiene después de comer caramelos blandos o chicles.
  • No endulzar nunca los chupetes con azúcar o miel. Las caries que se producen por estas causas son muy destructivas y se forman en un corto plazo.
  • Sustituya los refrescos y zumos envasados por leche o zumos naturales.
  • Favorece que sus hijos tomen alimentos ricos en fibra como la zanahoria o la manzana.
  • Higiene es la principal prevención contra las caries dentales. Consiste en realizar un correcto cepillado y en la utilización del hilo dental. Estos procesos deben realizarse como mínimo dos veces por día.
  • Aplique fluor, utilizando geles y pastas de dientes que contengan este elemento.
  • Consulte al dentista cada 6 meses para un control e higiene bucal profesional.

¿cómo proteger de la caries a los bebés?

En los lactantes, es importante evitar el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma).

Tampoco es conveniente darles biberones por la noche o a la hora de la siesta. Y, sobre todo, evita endulzar sus chupetes con miel o con azúcar y procura que no ingiera zumos de frutas mediante biberón, es preferible hacerlo en vaso.